viernes, 12 de diciembre de 2014

Mascarillas faciales de Montagne Jeunesse: Aloe


Montagne Jeunesse es una marca francesa con estándar vegetariano, que está expandiéndose en forma reciente en Latinoamérica, y su producto estrella son las mascarillas faciales de tissue, aunque también existen presentaciones más tradicionales.
Recibí seis máscaras de regalo para probarlas, las cuales son:

  • “Peel-Off Masque”, que hace un peeling facial antiestrés, es de pepino y está especialmente formulada para pieles mixtas y grasas.
  • “Dead Sea Face Spa”, que es calmante y limpiadora, además re-hidrata la piel
  • “Strawberry Souffle”, que es una mascarillas de fresas hidratante y purificante
  • “Glacial Clay Spa”, que limpia poros en profundidad y ayuda a mantener la barrera natural de la piel
  • “Dead Sea Mud Spa”, que revitaliza y nutre la piel con minerales
  • “Aloe vera face Spa”, que limpia y suaviza la piel con jugo de aloe y extracto de té verde. Esta es la que voy a tratar en este post.
En primer lugar les cuento que la mascarilla es en formato tissue, como una tela suave que viene humedecida en el envase, con un aroma muy suave un tanto cítrico y un diseño estampado de hojitas verdes. El líquido es a base de agua y glicerina, contiene además glucosa, carragenina, jugo de Aloe vera, ácido cítrico, extracto de pepino, algas y té verde. La aplicación es sencilla, aunque toma algo de tiempo: lavamos nuestro rostro con nuestro limpiador habitual (yo usé mi espuma de L’bel para piel grasa, review aquí), lo secamos y luego sacamos la mascarilla del envase y la usamos por el lado más claro sobre el rostro, dejándola reposar por 5 a 10 minutos, masajeamos y finalmente enjuagamos.
Yo la sentí muy refrescante en parte porque antes de usar la puse en el refrigerador, y además se sentía esa sensación calmante del aloe vera. No tuve ninguna reacción alérgica y me la dejé el máximo de tiempo actuando, además que me quedé con una sensación de bastante relajo. El té verde y el aloe son muy buenos descongestivos y me ayudó bastante con la rojez que traía en el rostro, además de dejar mi piel muy suave, a pesar de encontrarse afectada por un brote reciente de acné. Me dieron ganas de que viniera otra en el envase. Lo recomiendo para todo tipo de piel y sobre todo en el verano que la piel se siente maltratada y envejecida con el calor.
Para finalizar les dejo una foto con el antes (izquierda) y el después (derecha). Como pueden ver no sólo se trató de una agradable limpieza en mi rostro, sino que me ayudó con la rojez alrededor de mi nariz, los poros inflamados y a tener un tono más parejo en general.




Saludos y buen fin de semana!!