lunes, 14 de enero de 2013

Mis pinzas favoritas

Lamentablemente no son mías, pero mi hermanita siempre me las presta, son unas pinzas de acero espectaculares que venían por unas compras en el catálogo de ésika.
Tienen aproximadamente un año y medio y conservan su forma a la perfección, son muy fáciles de tomar, incluyen un peinador, no se han oxidado en lo absoluto, son livianas, prácticas y 100% eficaces. Sacan el vello de raíz y jamás lo cortan. Vienen varias veces en el catálogo y sirven para reemplazar todas las otras pinzas que se deforman o se arruinan al poco tiempo.

Saludos!!!