lunes, 16 de diciembre de 2013

Mujeres más que admirables I: Virginia Woolf

Tenemos una nueva sección en el blog, dedicado a las mujeres más influyentes, brillantes y sobresalientes que hemos tenido. Siempre se idolatra a Marilyn Monroe por su belleza, pero las mujeres somos mil veces más que eso. La belleza no sólo puede ser física, sino también intelectual, artística y emocional, y en eso tenemos verdaderas referentes cuyas vidas no pasaron desapercibidas.
Recuerdo haber estado en el colegio cuando un profesor le dijo a una compañera "las mujeres no son inteligentes, la única mujer inteligente que ha habido es Marie Curie y no está viva...", aludiendo a una científica cuyos descubrimientos fueron revolucionarios. Ahora, no sólo en la ciencia, y no sólo ella, son dignas de admiración y tienen férreos seguidores en todas partes del mundo.
Hoy comienzo con una de mis novelistas y críticas favoritas, quien transmite una sensibilidad única a través de palabras realmente mágicas. Se trata de la famosísima Virginia Woolf, autora de textos cautivadores como "Las Olas", "Fin de viaje", "Noche y día", "Una habitación propia", "Tres guineas", e inspiradora de muchísimos escritores en diferentes épocas, además de objeto de investigación por parte de psicólogos y psiquiatras, que han analizado sus escritos en búsqueda del motivo y enfermedad que la llevó al suicidio en el año 1941. La gran Virginia fue además una gran defensora de los derechos de las mujeres, y es considerada universalmente como la madre del feminismo. Incluso se hizo una película basada en su vida llamada "Las Horas", con la cual Nicole Kidman fue ganadora del premio Oscar.
Llena de originalidad y de un estilo poético e imaginativo, uno de los detalles más impresionantes de su vida es sin duda, haber estudiado en su casa, lo que no fue impedimento para formar parte de grupos de intelectuales y llegar incluso, a cofundar una editorial junto a su marido Leonard, en 1917.
Les dejo con una parte de "Las Olas" (en la traducción de Lenka Franulic), la cual es mi obra favorita de Virginia Woolf: —

"-Todos mis barcos son blancos —dijo Rhoda—. No quiero pétalos rojos de geranios. Quiero
pétalos blancos que floten al inclinar yo el estanque. Tenso ahora una flota que bogara de playa en playa. Dejaré caer una rama cual si fuera una balsa para un marinero que se ahoga. Dejaré caer también una piedra a fin de ver subir las burbujas desde las profundidades del mar. Neville y Susana se han marchado: Jinny está en la huerta cogiendo grosellas en compañía de Luis, quizás. Tengo un breve espacio de tiempo para estar sola mientras Miss Hudson distribuye nuestros cuadernos sobre las mesas de la sala de clases. Tengo una breve tregua de libertad. He recogido todos los pétalos caídos y los he hecho nadar. En algunos he depositado gotas de lluvia. Plantaré aquí un clarín a guisa de faro. Y ahora meceré el estanque pardo a fin de que mis barcos puedan surcar las olas. Algunos se irán a pique. Otros se estrellarán contra los riscos. Uno de ellos navega solo: es el mío. Navega en el interior de cavernas heladas donde gruñe el oso polar y las estalactitas cuelgan en cadenas verdes. Las olas se embravecen, sus crestas se enroscan. Mirad la luz en los mástiles. Todos los barcos se han dispersado, se han hundido: todos, excepto el mío que surca las olas, en medio de la tempestad, y llega a las islas donde los papagayos chillan y donde los reptiles..."

Y para finalizar, una pregunta: ¿quién es su escritora favorita? 
¡Que tengan una buena semana!