jueves, 12 de enero de 2012

Sé amable con tu piel (secretos para un rostro saludable)

No es tan importante lucir una piel bonita si no está realmente sana.

  • Utilizar maquillajes demasiado cubrientes para tapar el acné, las marcas y/o las rojeces no es recomendable para todos los días (mejor dejarlo para ocasiones especiales), ya que puede hacer que empeore los problemas de tu piel al no dejarla respirar (a no ser que uses maquillaje no comedogénico, hipoalergénico o tratante). 
  • Es totalmente necesario y debiera decir OBLIGATORIO usar siempre demaquillante o toallitas para quitarse el maquillaje, ya que si no te desmaquillas adelantas cuatro noches tu proceso de envejecimiento. Esto podría considerarse poco significativo, pero con los años va pasando la cuenta, si en el año hay diez veces que no quitas el maquillaje para dormir, entonces ganaste cuarenta noches de envejecimiento antes de lo que debiese suceder... 
  • También es muy importante limpiar el rostro, para lo cual puedes usar productos que se acomoden a tu tipo de piel, incluso si tu piel no tiene mayores complicaciones puedes usar suero (haré un post solamente sobre el suero). Ya que si no limpias tu piel a diario, es como encerar el piso sin haber barrido. 
  • Cuando te apliques una crema, loción, gel, etc. en el rostro, procura hacerlo con la yema de los dedos suavemente y evita usar el dedo índice (cuesta un poco acostumbrarse), ya que uno tiende a emplear más fuerza que con los demás dedos y eso va soltando la piel. Para que el producto penetre mejor la superficie de tu piel, lo mejor es no esparcirlo mediante arrastre con los dedos, sino que ir dando golpecitos suaves con la yema de los dedos. 
  • SIEMPRE aplícate bloqueador y que sea doble filtro. En el caso de las personas con piel normal grasa  (mixta) o grasa, lo ideal es un bloqueador no grasoso/oil free/libre de aceite. Con doble filtro me refiero a que tenga filtro solar UVA y UVB (haré un post especialmente sobre daño por radiación solar y bloqueadores). 
  • Cuando seques tu rostro, hazlo con una toalla lo más limpia que sea posible, ojalá que uses exclusivamente tú. Procura secarte con golpecitos con la toalla y no arrastrándola por tu rostro.
  • No toques tu cara durante el día con las manos sucias, evita la manía de tocarte algún grano, los labios o la frente, o de lo contrario agregas bacterias innecesarias a tu rostro. 
  • NUNCA te acomplejes por defectos que no tienes, los cánones de belleza que se nos imponen en Latinoamérica suelen estar lejos de nuestros rasgos y la verdadera belleza que tenemos, nunca te mires al espejo pensando que eres fea o poco atractiva, porque de lo contrario nunca tendrás una motivación verdadera por cuidar tu piel y sentirte bien con tu aspecto, ya que sino valoras lo que tienes, ¿cómo podrías hacer un esfuerzo por cuidarlo? 
  • Se ha dicho mil veces, pero realmente es necesario dormir lo mejor posible; si tienes mucho trabajo o mucha carga académica o de labores del hogar, entonces jamás olvides comer unas tres porciones de fruta (a menos que algún problema médico te lo impida), ya que las vitaminas, el agua y los minerales que aportan se verán reflejados en ti. 
  • Evita fumar (la nicotina opaca y envejece la piel en forma prematura, además de generar muchísimos problemas de cicatrización, y podrías tener marcas de heridas y heridas abiertas mucho más de lo normal).
Ojalá estos consejos simples les sirvan de mucho, quizás no son secretos mágicos que de pronto te harán cambiar radicalmente tu piel, pero al menos son esenciales para tener una piel más saludable y eso se nota con el paso del tiempo.