sábado, 14 de abril de 2012

Review / Opinión del gel de ducha exfoliante de St. Ives

Bastante se habla de la exfoliación de la piel y se suele pensar en el rostro, sin embargo también es recomendable (y reconfortante) exfoliar la piel del cuerpo, especialmente cuando se está usando un tratamiento (por ejemplo, un gel contra la celulitis), ya que ayuda a que los ingredientes del tratamiento penetren mejor en la piel, y por lo tanto sean más eficaces. 
La piel del cuerpo no debemos descuidarla o considerarla menos delicada que nuestras manos o nuestro rostro. Es necesario estar atentos a exofoliarnos de manera agradable y segura, sin productos demasiado irritantes que podrían incluso "pelar la piel" o sacarnos ronchas. 

Un producto que me gustó mucho es este exfoliante de St. Ives, me costó menos de $4.000 y lo quería para sentir mi piel más suave. Tiene un aroma frutal suave y el gel se siente muy reconfortante, se aplica masajeando en círculos y deja la piel con una textura tersa. 

Lo recomiendo para aquellas que se quieren sentir muy bien al ducharse, quieren tener una piel más suave, remover células muertas y además sirve para relajarse un poco luego de un día agotador, ya que realmente se siente como "darse un gusto" o consentirse. 
Me encantó que contenga 400 ml y su precio es muy accesible, dura muchísimo tiempo ya que exfoliarse un par de veces a la semana es suficiente y el contenido es bastante. 
Para personas con piel grasa o problemas de granitos en alguna zona del cuerpo, recomiendo probar jabones exfoliantes que combaten especialmente esos signos (ya les cuento en un post siguiente). 

¿Qué exfoliante de cuerpo les encanta? ¿Qué tal les parece la línea St. Ives Apricot scrub?
Saludos!!